domingo, 24 de junio de 2007

Versos Versus Versos Versus.








“La era del videojuego”, la serie con la que discovery channel se ha montado en la ola de ganancias que trae esta industria que “comenzó con unos cuantos pixel’s y que ahora es más grande que la del cine”, está interesante, sobre todo porque los productores se han preocupado por tener siempre entre los críticos a los verdaderos pioneros del videojuego: Shigeru Miyamoto (creador de Mario y de la leyenda de Zelda, entre otros), Thomas T. Goldsmith Jr. y Estle Ray Mann (por mencionar a algunos). En uno de los recientes capítulos miraba el próximo final de la era del single player, i.e. que el futuro está en el versus mode: regreso a los orígenes.

Quien haya conocido el videojuego en su inicio, era simple. Pongamos el caso del pong, una versión digital del tenis (o del ping pong). La pelotita rebotando en la barra de cada jugador hasta que uno fallara. Realmente es maravilloso, es irrepetible.

La noche del 21 de junio, día en el que ocurrió el solsticio de verano de 2007, no jugué pong, llovía en Zacatecas, esperaban el cadáver de Toño Aguilar; en un histórico encuentro de fútbol México (el de los mediocremente grandiosos: el bofo, kikin, blanco, borgheti) ganaba 1-0 a Guadalupe; la tarde de ese día terminaron las jornadas lopezvelardeanas (solo por ese año). Pero de regreso a la noche, en la casa del amigo Abel se realizaba una lectura de versos en versus mode: un poeta leía una reseña y/o versos o algo respecto del libro de la otra; la otra, leía un algo un verso, respecto del libro del otro.

Los implicados eran Angélica Delgado y Javier Acosta. Este último comenzaría puntualmente, estableciendo correspondencias (biunívocas y ssuprayectivas) entre los puntos y las letras del abecedario mudo (y no mudo). Idea que me pareció maravillosa, entonces, alternadamente y sin mencionarlo, a cada uno de esos puntos proyectados hacia el plano, le asignaría un texto, pero si decir al público de su autoría o de la de Angélica. Esta última no me pareció muy original. Mi amiga se fue por el lado de lo ya conocido y se enganchó con el viejo artilugio de indagar entre el mar de interpretaciones respecto de lo poético, lo que es y lo que debiera ser. Citando, por supuesto a dos filósofos. Tratando de amoldar las palabras de uno y de otro filósofo respecto de lo que ella pensaría (¿debo decir? “sentiría respecto”) del libro de Javier: forzando su sentir. Un texto inteligente y frío que creo, es lo que finalmente (según el canon) se debe llevar a una presentación.

Versus mode, te permite no necesariamente competir contra tus enemigos: puedes ayudarte y crecer con ellos. En línea he tenido la experiencia de jugar con gente de los lugares más insospechados, de esos que sabes que existen pero que nunca imaginarías conocer a alguien de ahí: Atolinga, por ejemplo. El versus mode propuesto para lecturas de ayer fue bueno, con cierto aire intimista, con la sobriedad de un jueves, de días en los que ando medicándome (antibióticos, anti-inflamatorios, analgésicos y otros etcéteras que incluyen a un jarabe pero que excluyen a la cerveza).

El solsticio terminó a eso de las 20:45 tiempo de Zacatecas, la misa de Toño Aguilar se extendió hasta cerca de las 12:45 (del día 22), la lectura en modo versus inició a la hora de término del solsticio. La infaltable música de tambora, como fondo para las lecturas de viernes en Zacatecas, inició a las 21:00. Si cada uno de estos eventos fuera modelado de alguna manera (todavía ignorada por mi), creería en el caos. Pero no: todo eso tiene una explicación perfectamente asequible con el orden cósmico y se que es la poesía, la que hace que todo ese engranaje funcione coherentemente. Por ahora lo único que tengo para decir es que el versos en modo versus que presencié me gustó, porque ambos son poetas grandiosos, con una malicia sorprendentemente inocente. Me hubiera gustado intervenir, pero mi pregunta era simple. Y no hubiera contribuido al juego.

Termino de escribir esto a más de 24 horas de todo lo ocurrido y hay algo muy notorio: ha dejado de llover y creo que el fin de semana será soleado, cosas como esa hasta el Servicio Metereologico Nacional las predice (todavía) en single player mode.
Notas:



0.- Las fotos del evento son de Juan Manuel Castillo, a quien le agradezco.




1.- Imagino que el SMN se deslindaría de predecir: a) que termine de escribir y b) de mis creencias respecto del clima.




2.- Estoy haciendo una tarea que implica retomar cosas del incivil año de 2006; es un análisis de muestras del proceso electoral de ese año. Cálculos nuevos para mi, como por ejemplo del tamaño ideal de muestra, o del estimador de Horvitz-Thompson (para muestreo aleatorio simple sin reemplazo) para el total de votos para cada fuerza política, en el estado de Guanajuato.



3.- Dejo algunas de las líneas de comando de este ejercicio (programadas en R):



library(survey)
library(MASS)

datos = read.csv("c:\\3fzas.csv",header = TRUE)
attach (datos)
datos
summary (datos)

par(mfrow=c(1,3))
hist(PAN,main=' ',xlab = 'PAN', ylab = "Votos (por casilla)", col = rainbow(7))
hist(APM,main='HISTOGRAMAS DE LA VOTACION\n DE LAS 3 PRINCIPALES FUERZAS \n (GUANAJUANTO, MEXICO, 2006)',
xlab = 'APM \n(Alianza Por México)', ylab = "Votos (por casilla)", col = rainbow(7),cex.main = .7)
hist(PBT,main=' ',xlab = 'APBT (Alianza \n por el Bien de Todos)', ylab = "Votos (por casilla)", col = rainbow(7))

par(mfrow=c(1,3),bg = 'cyan')
boxplot(PAN, xlab = 'PAN')
boxplot(APM, xlab = 'APM')
boxplot(PBT, xlab = 'APBT')

4 comentarios:

Batichica dijo...

Me hubiera gustado no estar de servicio en la salvaje ciudad Gótica y poder asistir a un evento tan maravilloso en Zacatecas, la tierra del Charro de México. No dejes de escribir tus reportes; es nuestro único vínculo con el clima, los versos y las ciudades coloniales. Me dice el Guasón que si nos puedes evitar lo de los votos por casilla.

Guasón dijo...

Dije "explicar", no "evitar".

Anónimo dijo...

Bien, pero y luego que?
¿cuando le pones más chingaderas?

el declamador universal dijo...

no manchen, no le pongan malas razones a toñito.

(...)

We can’t go on together
With suspicious minds
And we can’t build our dreams
On suspicious minds

La cardinalidad del continuo

La cardinalidad del continuo
¿el movimiento perpetuo?

Datos personales

Fresnillo, Zacatecas, Mexico
Apócrifo en sentido estricto: "textos no recogidos en la lista de las Escrituras". Eso es lo que escribo.

Blogueros profesionales

Blogueros profesionales
Para visitar