domingo, 17 de mayo de 2009

Benedetti (a su memoria)


Es una tarde dominical, está nublado y Benedetti se desvive en sus poemas que me gustan a pesar del volúmen de obra, entre ella hay mucho que vale la pena: poemas que de verdad he padecido y disfrutado.

Ahora vale la pena.

Dios

se quedó dormido.


Todos sabemos que esto

no es

definitivo

que es una suerte loca

quizá un breve

delirio.


Ahora vale la pena

vivir

aunque haga frío

aunque la tarde vuele.

O no vuele.


Es lo mismo.

Ahora sí

pero luego

si Dios no se despierta

qué pasará

dios

mío.


M.B.


En 1998 tuve en mis manos uno de los que pudieron ser sus últimos inventarios, pero el hombre siguió escribiéndo. Ya no leí más que ese inventario.

1 comentario:

Angel dijo...

Son muchos los poemas que me gustan de Benedetti, tal vez tantos que ninguno recuerdo sin embargo Si Dios fuera mujer se escapa de la amnesia...saludos...Angel

(...)

We can’t go on together
With suspicious minds
And we can’t build our dreams
On suspicious minds

La cardinalidad del continuo

La cardinalidad del continuo
¿el movimiento perpetuo?

Datos personales

Fresnillo, Zacatecas, Mexico
Apócrifo en sentido estricto: "textos no recogidos en la lista de las Escrituras". Eso es lo que escribo.

Blogueros profesionales

Blogueros profesionales
Para visitar